Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

Conoce el Centro de Formación de Referencia en Rehabilitación, "segunda obra de rehabilitación más importante de Santiago, tras la catedral"

Después de cinco años de obras, una antigua curtiduría del siglo XVIII de Pontepedriña se ha convertido en un centro de formación pionero para los trabajadores del sector

Reportaje

“Ésta es la segunda obra de rehabilitación más importante que se ha llevado a cabo en Santiago, después de la de la catedral”. Así de rotundo se mostró el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, durante la inauguración, el pasado martes 11 de julio, al calificar al Centro de Formación de Referencia en Rehabilitación y nueva sede de la Fundación Laboral de la Construcción en Galicia.

Y no es para menos, pues han sido cinco años de obra y rehabilitación integral que han transformado una antigua curtiduría del siglo XVIII, en Pontepedriña, a orillas del río Sarela, en un centro pionero en formación de rehabilitación, tanto de patrimonio histórico como de edificación residencial actual para los trabajadores del sector.

De factoría textil a lugar del encuentro de futuros rehabilitadores

La fábrica de curtidos sobre la que se asienta el nuevo Centro de Formación de Referencia en Rehabilitación fue una de las más importantes de Santiago de Compostela y formó parte del movimiento de construcción de este tipo de establecimientos industriales, que se produjo en la ciudad entre finales del siglo XVIII y parte del siglo XIX.  En este contexto, hay que recordar que, en aquella época, Santiago de Compostela era el principal centro curtidor de España, convirtiéndose el río Sarela en el cinturón industrial de la ciudad. 

Esta tenería y su entorno tienen un gran valor desde el punto de vista del patrimonio histórico arquitectónico que representan, y se puede considerar un ejemplar único de la arquitectura industrial del cuero en Galicia, que estuvo en funcionamiento hasta 1961. En sus alrededores, destaca el histórico camino de Bergatiños, que daba acceso originalmente a la fábrica, en el siglo XVIII. La rehabilitación de esta fábrica se encuentra afectada por la Ordenanza Reguladora de Enclaves Singulares Edificados del Plan Especial PE-5 bis.

Las antiguas bañeras para el tintado o la zona de secadero se convierten hoy en las aulas y talleres donde los trabajadores de la construcción podrán cualificarse en las técnicas y en los materiales constructivos más vanguardistas. Se prevé que pasen cada año más de 2.000 profesionales para formarse, una parte importante de ellos, en diferentes especialidades como la madera, la cantería, la forja o el metal.

Características del centro

Sobre una parcela de 23.000 m2, el Centro cuenta con una superficie construida de 4.700 m2, de los cuales 2.900 m2 proceden de la rehabilitación de edificaciones existentes, y 1.800 m2, a edificaciones de nueva planta.

Las instalaciones se componen de tres zonas principales: Edificio A, que corresponde a la Zona Administrativa; Edificio B, de  Aulas y Talleres (5 aulas y 4 talleres); y el Edificio C, de Aulas Técnicas (3 aulas taller, un taller, una sala de conferencias y una sala polivalente).

Inversión del proyecto

La Fundación Laboral de la Construcción y el Consorcio de Santiago firmaron, el 2 de marzo de 2011, un protocolo de colaboración para impulsar la creación y puesta en marcha del Centro de Formación de Referencia en Rehabilitación. Más tarde, mediante un convenio de colaboración, se establecieron también los compromisos con el Ministerio de Fomento, el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS), y la Consellería de Traballo e Benestar.

Mediante este acuerdo el Consorcio de Santiago se comprometió a aportar 2,1 millones de euros a este proyecto. Por su parte, la Fundación Laboral se comprometió a adquirir los terrenos para construir las instalaciones del centro a destinar una cantidad para financiar las obras de construcción, además de responsabilizarse de la dotación del centro.

Un año y medio más tarde, con fecha de 9 de noviembre de 2012, se firmó un convenio de colaboración entre la Fundación Laboral de la Construcción y la Xunta de Galicia, por el cual ésta última se comprometía a contribuir económicamente a la construcción del centro.

De este modo, se destinaron, en total, 8,1 millones de euros a este proyecto: 5,3 millones aportados por la Fundación Laboral, 2,1 millones por el Consorcio de Santiago, y 700.000 euros por la Xunta.

Fases y cronología de las obras

Las obras de rehabilitación llevadas a cabo conservan la tipología constructiva de la zona, y adaptaron la fábrica de curtidos a los nuevos usos que tendrá como centro de formación. A continuación se presentan las cuatro fases en las que consistió la obra:

Fase I. Primera parte de rehabilitación de las edificaciones existentes. Septiembre 2013-diciembre 2014.

Fase II. Nueva construcción en el recinto intramuros de la curtiduría. Noviembre 2013-diciembre 2014.

Fase III. Segunda parte de rehabilitación de las edificaciones existentes. Septiembre 2015-diciembre 2016.

Fase IV. Urbanización y equipamiento. Febrero de 2017-julio de 2017.

En la rehabilitación del nuevo Centro de Formación de Referencia en Rehabilitación se ha intentado cumplir con los máximos estándares actuales de la eficiencia energética. Así, por ejemplo, la calefacción y producción de ACS se realiza de forma centralizada con dos calderas alimentadas por biomasa.

Asimismo, en el proceso de rehabilitación se han respetado las soluciones tradicionales de acondicionamiento energético de los edificios, tales como la galería existente en la fachada oeste, que se comporta como un captador solar.

El criterio de intervención arquitectónica, siempre que fue posible, trató de reciclar y reutilizar todos los elementos constructivos reaprovechables en muros o estructuras.

Los autores del proyecto y la obra

El proyecto ejecutivo original fue redactado por el arquitecto Víctor López Cotelo, mientras que el arquitecto del Consorcio de Santiago, Ángel Panero Pardo, dirigió las obras.

Víctor López Cotelo, responsable del proyecto, recibió en 2016 la Medalla de Oro de la Arquitectura Española del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos de España (CSCAE).

Nacido en Madrid (1947), obtuvo el título de Arquitecto en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid en 1969, en las especialidades de Construcción y Urbanismo. De 1972 a 1979, colaboró con el estudio de Alejandro de la Sota.

Otra faceta determinante en su trayectoria es la de profesor. Trabajó en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid, en la Cátedra de Proyectos, de 1982 a 1986. Además, es miembro de la Academia de las Artes de Berlín y miembro correspondiente de la Academia de las Bellas Artes del Estado de Baviera.

Ángel Panero Pardo (1962), director de las obras, se formó en la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid. Comenzó su carrera profesional en 1989 en la Escuela Taller del Centro Histórico de León. Actualmente es arquitecto jefe de la Oficina de supervisión, coordinador de proyectos y obras, en el Consorcio de la ciudad de Santiago.

Desde 1990, ha ejercido como docente en materia de rehabilitación y renovación urbana en diferentes universidades y entidades especializadas. Es consultor experto internacional de la Unesco en áreas urbanas Patrimonio de la Humanidad y ha colaborado con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) en diferentes proyectos en América Latina y Caribe. 

Suscríbete gratis a nuestro boletín semanal de noticias.

=

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ